Envío gratis desde los $22.990 a todo Chile!
Café Irlandés

Disfruta del auténtico sabor del café irlandés: una experiencia única para tu paladar.

El café irlandés es mucho más que una simple bebida caliente. Es una experiencia sensorial que combina a la perfección el aroma y el sabor del café, el dulzor del azúcar y la suavidad del whisky irlandés. En este artículo, descubrirás todo lo que necesitas saber sobre el café irlandés. Desde su origen hasta cómo prepararlo en casa y disfrutar de su delicioso sabor. ¡Acompáñanos en este mini viaje culinario!

El origen del café Irlandés

Su historia se remonta a las frías y ventosas tierras de Irlanda, en un pequeño pueblo costero. Se cree que su origen se remonta a la década de 1940, en la pequeña ciudad irlandesa de Foynes. Allí, los vuelos transatlánticos hacían escala antes de continuar hacia América del Norte. Entonces, el café irlandés se convirtió en una forma de calentar a los pasajeros después de un largo vuelo. En uno de esos vuelos el chef Joe Sheridan, jefe de cocina del restaurante Port Foynes, se encontraba sirviendo café cuando se le ocurrió la idea del whisky para animar y calentar a aquellos pasajeros cansados de tantas horas de trayecto y con mucho frío en el cuerpo.  Desde entonces, el café irlandés se ha convertido en un clásico atemporal, apreciado por su equilibrio de sabores y su capacidad para brindar calidez y confort.

La fama del café irlandés se extendió rápidamente por toda Irlanda, cautivando a locales y visitantes por igual. Pronto, esta exquisita bebida trascendió las fronteras de la isla y se convirtió en un símbolo icónico de la cultura irlandesa. Bares y restaurantes de todo el mundo adoptaron el café irlandés, atrayendo a aquellos que buscaban una experiencia de sabor única y auténtica.

Preparación del café irlandés

Para preparar un café irlandés perfecto, necesitarás los siguientes ingredientes: café caliente recién hecho, te recomendamos las cápsulas Ristretto de café DiTorino, azúcar moreno, whisky irlandés de calidad y crema batida fresca. Aquí te mostramos los pasos para crear esta deliciosa bebida:

  1. Calienta una taza transparente con agua caliente donde te vas a servir el café y mientras avanza al paso dos.
  2. Echamos la medida del whisky Irlandés en un cazo y mezcla con una cucharada de azúcar moreno, remueves bien para que se disuelva el azúcar en el whisky. Lo podemos flambear, si queremos bajar un poco el alcohol para que no salga un café tan fuerte, pero es optativo.
  3. En tu máquina prepara un café con la cápsula de café DiTorinno sabor ristrretto.
  4. Luego tiras el agua caliente de la taza y viertes el whisky con azúcar.
  5. Luego con la ayuda de una cuchara, la pones dentro de la taza mientras que con la otra mano vas llenando la taza con el café ristretto lentamente. Recuerda que tienes que dejar suficiente espacio para la crema batida.
  6. Con cuidado, añade una generosa cantidad de crema batida en la parte superior del café. Te recomendamos que la crema o (nata montada) esté súper fría antes de aplicarla a la taza.
  7. Si lo deseas, puedes espolvorear un poco de cacao o canela en polvo sobre la crema para darle un toque extra de sabor.

Disfruta ésta experiencia

Ahora que tienes tu café listo, es hora de disfrutarlo. Tómate un momento para deleitarte con los aromas que se desprenden de la taza, mientras la crema se funde lentamente en el café caliente. Luego, da el primer sorbo y permite que los sabores se mezclen en tu paladar. Notarás la suavidad del whisky irlandés, el amargor del café y el dulzor del azúcar, todo en perfecta armonía. ¡Qué lo disfrutes!

Comentarios (3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Iniciar Sesión
Cerrar
Carro (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.